ALOJAMIENTO TURISTICO

Se entiende por alojamiento turístico todo edificio o inmueble destinado a servir para vivienda durante el periodo de ocio que se pasa fuera de tu domicilio habitual, mediante el alquiler a una empresa que oferta sus instalaciones y servicios a cambio del pago de una cantidad económica.

Estas empresas estarán legalmente autorizadas para la prestación del servicio y los precios del alojamiento turístico deberán estar visados por el organismo competente de la comunidad autónomo en que se encuentre ubicado el negocio.

CLASIFICACIÓN:
A) Alojamientos de playa
B) Alojamientos Rurales

Alojamientos turísticos de playa

Como el propio nombre indica, este tipo de alojamiento turístico se encuentra ubicado en las zonas costeras.

Las posibilidades del tipo de alojamiento pueden ser múltiples: hoteles, apartamentos, casas, campings… Dependiendo de cada comunidad autónoma, puede haber variaciones en la denominación de las distintas categorías.

Estos alojamientos, dependiendo de la zona, estarán preparados para la prestación de servicios por temporadas,generalmente temporada de baño, exceptuando los dos archipiélagos que el clima permite el uso durante todo el año.

Los edificios e inmuebles, así como las instalaciones del alojamiento turístico de playa,están preparados generalmente para soportar los calores del verano y la zona.

Suelen estar masificados para poder alojar a toda la demanda que nuestras playas generan,y son de surgimiento moderno, sin seguir una línea constructora de armonía con el paisaje.

También existen ya en España zonas residenciales costeras en que sí se respetan los impactos ambientales y el cuidado de la zona, pero han pasado a ser propiedad de los particulares que las utilizan como segunda vivienda, estando excluidas de alojamientos turísticos.

Alojamientos turísticos rurales

Reciben este nombre los alojamientos destinados a instalar al turismo de interior.

Las variaciones de las categorías en que pueden dividirse son similares a las de playa: hotel rural, casas rurales, apartamento rural, albergues, cabañas rurales, camping, aunque también hay diferencias por comunidades autónomas en cuanto al concepto de las categorías.

Al carecer del atractivo del mar para desarrollar su trabajo en una época determinada del año, tienen que ofertar sus servicios a través de la optimización de unos recursos de muy distintas índoles, como pueden ser paisajes históricos, actividades culturales, estando preparados generalmente para recibir clientes en fines de semana, puentes, o la temporada que específicamente se oferta temporada de caza o pesca.

Los edificios destinados para este tipo de alojamiento  suelen estar ubicados en casas viejas restaurada: casas rurales. Antiguos palacios, casonas nobiliarias, hospederías, etc., pero cumpliendo unas normas de integración en el conjunto en el que se ubican.

Las construcciones de este tipo de alojamiento turístico suelen realizarse en piedra, combinando los detalles estéticos en madera. Los muebles y la decoración suelen ser artesanales y en cuanto a los servicios suelen estar preparados para poder trabajar durante todas las temporadas del año: chimeneas, calefacción, etc.

Estos edificios de nueva construcción se suelen regular como hoteles rurales, alojamientos turísticos o apartamentos rurales, dependiendo de la comunidad autónoma reguladora.

Al ser un turismo que ha comenzado a desarrollarse en los últimos años, han surgido variantes en los alojamientos a ofertar que tratan de cubrir las necesidades de la demanda.

Así, con el fin de atender grupos de estudiantes, familiares, amigos, surgen los albergues.El deseo de aislamiento dentro de los grupos da lugar al nacimiento de las cabañas.